lunes, 17 de noviembre de 2014

Comienza persecución contra estudiantes universitarios


Estudiantes universitarios en las afueras del Decanato de Ciencias Sociales en Ciudad Universitaria


Tegucigalpa.- El pasillo principal del edificio F1 (ates 4ª) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) luce con un número significativo de personas. Familiares, estudiantes y uno que otro empleado administrativo, con gran curiosidad se acerca en la entrada del edificio del Decanato de Ciencias Sociales en Ciudad universitaria.

Esta vez no reclaman calificaciones ni desean conversar con las autoridades del Decanato sobre mejoras a su carrera. Es en esta oficina en donde este día comenzaron las audiencias de descargo en contra de seis estudiantes universitarios de esta facultad, acusados de realizar protestas los días 27 y 28 de octubre en este campus universitario.

Los nombres de los jóvenes son: Javier Barahona, Moisés Cáceres, Dayanara Castillo y José Luís Herrera; todos ellos y ella estudiantes de la carrera de Sociología. Completan el listado Sergio Ulloa, estudiante de Trabajo Social y Cesario Padilla quien cursa el último año en la Escuela de Periodismo, todos en Tegucigalpa.

Cuatro de los seis acusados forman parte del Movimiento Amplio Universitario (MAU) que funciona en el recinto educativo de la capital de la república.

Protegidos bajo las armas

Consignas a favor de los sancionados, otros en cambio optaron por taparse sus bocas con maskin tape en rechazo por no tomarse en cuenta su participación en la toma de decisiones en la UNAH, según denuncian ellos. En este ambiente se desarrollaron las audiencias en las que también hicieron presencia varios miembros de la seguridad privada contratada por la institución para, supuestamente, resguardar la decanatura.

Sergio Ulloa
Sergio Ulloa denunció que “la presencia de guardias privados acá es solo el reflejo de que vivimos en una sociedad bajo el dominio militar, de las armas”.

Además, mencionó que las autoridades se mantienen protegidas de las críticas de los estudiantes y de otros sectores de la universidad. “esta es la democracia, esta es la institucionalidad en la que vivimos en la UNAH” afirmó el estudiante.

Ulloa agregó que los elementos de seguridad privada, su único fin es “perseguirnos por mostrarnos críticos a las acciones que realizan las autoridades sin consultarnos”.

Prohibido Protestar

Las acciones en contra de los y las estudiantes de la máxima casa de estudios del país, son dirigidas desde las propias autoridades en cabezadas por la actual Rectora Julieta Castellanos, El Vicerrector de Orientación y Asuntos Estudiantiles y la Decana de Ciencias Económicas Belinda Flores de Mendoza.

Precisamente, un informe redactado y presentado por Flores de Mendoza fue el detonante para seguirle las acciones en contra de los educandos. Dicho escrito mencionó que “fuimos informados que jóvenes estudiantes de nuestra universidad, mediante el uso de la fuerza y en actitud intimidatoria estaban sacando las sillas e incitando a la toma de edificios”.
Ayax Irias.
 Foto: Presencia Universitaria

Mientras que el Vicerrector de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE) Ayax Irias, manifestó
que las tomas son sancionadas “porque por exigir un derecho no puede conculcarse el de las demás estudiantes a recibir clases”.

El ex dirigente sindical reafirmó a diferentes medios de comunicación que “a los estudiantes se les aplicará lo establecido en el reglamento, comenzando por las acciones de descargo por cada facultad”.


Sobre los estudiantes de la Universidad en el Valle de Sula, Irías manifestó que “el carácter reiterativo de las acciones” tendría sanciones severas.

Otra autoridad que se pronunció al respecto sobre este tema, fue el Secretario de Administración y Finanzas de la UNAH Donato Elvir, quien anunció que “los estudiantes tendrán que solicitar permiso a esta secretaria para realizar sus protestas en los espacios públicos de la universidad”.

Continúan las audiencias
El día de mañana, continuará el proceso de audiencias al resto de los estudiantes señalados por las autoridades universitarias. Desde las nueve de la mañana comenzarán siempre en el decanato de la Facultad de Ciencias Sociales.


En la audiencia, estarán presentes la Decana de la facultad Martha Lorena Suazo, el Vicerrector Ayax Irias, un representante del abogado General de la universidad, un miembro del Comisionado Universitario de Derechos Humanos y dos acompañantes que presente el estudiante imputado.