miércoles, 19 de abril de 2017

¿Quiénes nos quitaron a Roger Gonzales?, en el mes de abril





Foto: del archivo del profesor Sergio Rivera.

29 años han pasado desde aquel 19 de abril de 1988. La década aún no terminaba y la guerra seguía en baja intensidad. Un líder estudiantil fue detenido en las cercanías del centro de Tegucigalpa. En ese abril las víboras verde-olivo, con la complicidad de las barras estrelladas del terror, capturaron ilegalmente a Roger Samuel Gonzales Zelaya.

La información trascendió de forma muy escueta en la prensa local y no es extraño. Roger, dirigente de la Federación de Estudiantes de Segunda Enseñanza “Carlos Virgilio Zúniga” (FESE-CVZ), participó días atrás en uno de los acontecimientos históricos reivindicadores de la soberanía nacional, la quema de la embajada estadounidense en la capital.

24 años tenía Roger al momento de la privación ilegal de su libertad de pensar, de luchar y de gritar su “porque podrán quitarnos todo, menos la alegría”. En ese momento estudiante en el Instituto Técnico de Administración de Empresas (INTAE) y empleado de la Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal (COHDEFOR). Dos hombres y una mujer le rociaron gas pimienta para retirarle su pañoleta que usó para ser uno de tantos héroes y heroínas que de forma anónima agarraron a fuego lento la barbarie yankee.

Lo ocultaron, negaron su paradero, las torturas y privación de la libertad es un sufrimiento colectivo. Se lo tragaron las fauses de la Doctrina de Seguridad nacional (DSN). Una purga popular lo rescato y lo plasmó en las calles, en los poemas, en la memoria presente.

Las búsquedas iniciaron, las pintas inundaron la ciudad, las acciones de solidaridad se apostaron frente al histórico templo católico que adorna el Parque Central de Tegucigalpa, de acuerdo a testimonio de sus compañeros y compañeras de lucha.

En casi tres décadas de este hecho, el foco de mermar los diferentes descontentos de los y las estudiantes no han terminado. La resaca de las tres letras del terror DNI, sobreviven y se pavonean en los pasillos universitarios y en los campos abiertos del país. Cuantas movilizaciones populares se realizan y pintan el nombre de Roger en las paredes las borran automáticamente; mas no saben que borran la llegada de la justicia y la verdad.

Hoy se cumplen 29 años de la desaparición forzada de Roger Gonzales. ¿Quiénes nos lo robaron, en el mes de abril?